Skip to content

Todo es vuestro

“Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.” (1 Corintios 3:21-23)

La primera carta a los corintios nos relata la condición de una iglesia dividida. Las amonestaciones, consejos, órdenes e instrucciones de Pablo resuenan por toda la carta. Cuando no se está procurando la unidad hay divisiones. Las divisiones se manifiestan aún en las cosas más sencillas de la vida. La causa de tales divisiones era que los cristianos tenían una mente carnal cuando las circunstancias exigían ser más espirituales. Ese fue el diagnóstico de Pablo. Leer más…

No cometerás adulterio

“No cometerás adulterio.” (Éxodo 20:14)

¿A cuántos les gustaría que su cónyuge adulterara? ¿Te agrada la idea de que tu esposa o tu esposo te sea infiel? Si eres una persona casada, creo que no te gustaría que tu esposa se metiera con otro y viceversa. La infidelidad daña y destruye el matrimonio. Desafortunadamente vivimos días donde el relativismo moral y el supuesto pensamiento progresista enseñan que adulterar tiene efectos positivos y que no es tan malo como se piensa.  Leer más…

¿Qué es perdonar?

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mateo 6:14-15)

Los humanos somos seres sensibles con un fuerte sentido de dignidad. Fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios. No somos entes sin sentimientos y desprovistos de razón. Todos sabemos reconocer cuando se nos ama o se nos odia, cuando se nos bendice o se nos maldice, cuando  se nos tiene en estima y cuando se nos menosprecia. Pero cuando el egoísmo reina en nuestras vidas también nos excedemos en celo por la dignidad propia. Cuando no manejamos bien nuestro sentido de dignidad estamos expuestos a la amargura, un pecado que se alberga como una raíz oculta en el corazón de las personas. Leer más…

La amargura

Estrella Ajenjo

Foto: ministerioancla.org

“Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;” (Hebreos 12:15)

La amargura es un pecado oculto en el corazón de las personas. Se tiende a pensar que un amargado es aquella persona que no convive con otros, retraída, callada, seria o bien que no se divierte. Y caso contrario, toda persona que participa de juergas y parrandas se dice que es alegre y vive contento. La ideología de nuestra sociedad está bastante corrompida como para dejarnos llevar por ella. Además, cuando se trata de definir virtudes o defectos, nada mejor que las Escrituras pues en ellas se encuentra revelado el carácter divino: Dios es la virtud. Leer más…

La verdadera sujeción

“Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.” (Lamentaciones 3:27)

Las historias de las Escrituras nos fueron dejadas para aprender de ellas. Dios es el mismo hoy y siempre. Si Dios se comportó de cierta forma bajo circunstancias específicas, podemos estar seguros de que al presente él hará lo mismo si ocurren los mismos acontecimientos. Solo cambia el tiempo y las personas. Después de todo “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.” (Eclesiastés 1:9). Más aún, los principios de Dios permanecen para siempre, y todo aquel que quiera adquirir sabiduría debe tomar en cuenta sus circunstancias presentes, luego los principios de Dios y actuar conforme a ellos. Leer más…

¿Cómo alcanzar la sabiduría?

“Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia.” (Proverbios 4:7)

El libro de Proverbios está dirigido a los jóvenes. Su principal característica es que insta mucho a volvernos sabios y llenarnos de inteligencia. La simpleza o ligereza tristemente es una característica en el carácter de los jóvenes. Todo joven cristiano debe ir en contra de la tendencia de la sociedad, por no decir de sus propias tendencias. Nada mejor que estudiar los sabios consejos de Dios en los cuales tendremos vida, si los abrazamos con el corazón y los ponemos por obra. Leer más…

La familia de Dios

“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,” (Efesios 2:19)

Jesús es el fundamento de la iglesia. Su misión en esta tierra no consistió en convencer a multitudes, sino a personas. Por eso se centró en un reducido grupo al cual le enseñó a vivir la plenitud del cristianismo. A este grupo de personas lavadas de sus pecados, perdonadas de los mismos y santas se les llamó iglesia. El nombre provino de la propia boca de Cristo. La primera mención la encontramos en Mateo 16:18 “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. Es en esta asamblea de los santos en donde Jesús centró toda su atención. Él estaba muy ocupado en levantar un grupo de personas completamente parecidas a Él. Y precisamente de este grupo de personas nosotros estamos formando parte: “Para los santos que están en la tierra, y para los íntegros, es toda mi complacencia.” (Salmos 16:3). Leer más…

¿Qué es tomar el nombre de Dios en vano?

543px-Tetragrammaton_Sefardi-blog

“No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.” (Éxodo 20:7)

Es tiempo de entender la Biblia. Algo tan sencillo como los diez mandamientos es mal interpretado e ignorado. Aquello que muchos repetían en el catecismo es pasado por alto y olvidado. Otros creen que la ley de Dios ha pasado de moda y que el mismo decálogo es un compendio de buenos principios e ideales, pero no mandamientos. Rebajar la ley moral de Dios a un simple conjunto de buenas ideas o cosas deseables (pero inalcanzables) es el gran error de los hombres que no quieren sujetarse al señorío de Dios. Leer más…

Haced discípulos

“enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;” (Mateo 28:20a)

Instruir, enseñar, educar y formar. No sabría con qué otras palabras describir lo que significa hacer un discípulo. Si un cristiano que lleva ya algún tiempo caminando en la verdad no lleva en su corazón a los que vienen detrás de él, entonces tal persona ha perdido de vista el reino de los cielos y su verdadera meta. Cuando estemos frente a frente con el Juez de toda la tierra, la demanda no será una ofrenda de oraciones, ayunos, doctrina bíblica y predicaciones; sino de almas, es decir el fruto de todo lo anterior. El cristiano que no tiene el poder de replicar en otros su misma fe, piedad, espíritu y doctrina es un siervo inútil. Leer más…

La parábola del sembrador

elsembrador-photo

“Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.” (Marcos 4:20)

Una parábola es la narración de un suceso ficticio del cual se deduce, por comparación o semejanza, una enseñanza moral. Las parábolas de Jesús tienen como propósito explicar doctrinas espirituales comparándolas con cosas naturales o cotidianas. Jesús abría su boca en parábolas para enseñar a las personas las verdades del reino. Él estaba interesado en explicar de manera sencilla las cosas que Dios tiene en su corazón. Leer más…

El justo por los injustos

Foto: familyllb.com

Foto: familyllb.com

“ Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Romanos 6:23)

Toda transgresión merece un castigo. La justicia exige que el transgresor pague su maldad. Los hombres tenemos un sentido de justicia el cual se excita cuando vemos malas obras que no son castigadas. Si nuestro sentido de justicia nos dice que no debería haber ninguna injusticia sin castigo, ¿cuánto más justo no será Dios que ha establecido un día en el cual castigará toda mala obra? “por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia,” (Hechos 17:31a). Leer más…

Cómo ocuparse de la salvación

sunburst

“ Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Filipenses 2:12)

Hay una cosa por la cual los verdaderos cristianos trabajan incansablemente. Según nuestro texto base, el ocuparnos de la salvación es un asunto prioritario. Entendemos por ocupación el dedicar parte de nuestro tiempo, dinero y esfuerzos por alcanzar algo. Si el cristiano busca la gloria, honra e inmortalidad, ¿cómo podemos ocuparnos para finalmente alcanzarlo? Llegar a la meta, llegar al final, obtener la salvación eterna es el anhelo de todo aquel que quiere caminar con Dios. Leer más…

¿Qué es tomar la cruz?

“Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:27)

Discípulos de un maestro

En los tiempos del Señor Jesucristo estaba bastante claro el significado de la palabra “discípulo”. Un discípulo era uno que aprendía ciencia, arte o doctrina de su maestro. Filósofos griegos como Sócrates, Platón y Aristóteles son una buena muestra del significado de la palabra “discípulo”. Aprender la doctrina del maestro dependía de qué tan allegado se estuviera a él, sobre todo en aquellos días donde los medios de comunicación estaban muy limitados. Leer más…

La santidad de Dios

Foto:shoebat.com

Foto:shoebat.com

Para entender a Dios hace falta mucho más que leer la Biblia. La biografía divina autorizada es un compendio de sesenta y seis libros que nos ha acompañado durante casi tres mil años. A pesar de llevar tanto tiempo entre nosotros sigue siendo uno de los libros más incomprendidos y criticados en la historia. El prejuicio nubla la razón humana. Muchos están predispuestos a tildar de ficticio, exagerado y de mal gusto un libro que ni siquiera han leído. Leer más…

Una fe racional – Los números de 2014

Las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 4.600 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Prácticas erradas de la Iglesia Católica

Practicas religiosas incorrectas en Mexico

Fachada de la Catedral de la Ciudad de México. Foto: Luicheto (Own work) , via Wikimedia Commons

El celibato sacerdotal

Jesús enseñó sobre el celibato. El celibato es la decisión voluntaria de una persona para vivir en soltería, sea hombre y mujer. Pero Jesús nunca habló de ello como una condición para ser obispo o ministro. La Iglesia católica misma reconoce este hecho: Leer más…

El pecado original

El pecado original

¿Qué enseña la doctrina?

  • Adán nos ha transmitido un pecado con el cual todos nacemos afectados: el pecado original. 1
  • Todos los hombres están implicados en el pecado de Adán. 2 Dicho de otro modo, todos somos pecadores en el pecado de Adán.
  • El pecado original se transmite, juntamente con la naturaleza humana, “por propagación, no por imitación” y que “se halla como propio en cada uno”. 3
  • Es un pecado “contraído”, “no cometido” 4.
  • La Iglesia concede el Bautismo para la remisión de los pecados incluso a los niños que no han cometido pecado personal. 5
  • El pecado original es un dogma de fe. 6

Leer más…

Las siete mentiras fundamento de la Iglesia Católica

El origen de la Iglesia Catolica

Plaza de San Pedro en El Vaticano. By Diliff (Own work) via Wikimedia Commons

El origen de la Iglesia Católica

La Iglesia Católica Romana sostiene que su origen se encuentra en la muerte, resurrección y ascensión de Jesucristo aproximadamente en el año 30 de nuestra era. La iglesia Católica se proclama a sí misma como la Iglesia por la que murió Jesucristo, la Iglesia que fue establecida y construida por los apóstoles. ¿Es ese realmente el origen de la Iglesia Católica? Por el contrario. Aún una lectura superficial del Nuevo Testamento revelará que la Iglesia Católica no tiene su origen en las enseñanzas de Jesús o sus apóstoles. En el Nuevo Testamento, no hay mención del papado, la veneración o adoración de María (o de la inmaculada concepción de María, la perpetua virginidad de María, la ascensión de María, o María como coredentora y mediadora), las peticiones a los santos en el cielo por su intercesión, la sucesión apostólica, las ordenanzas de la iglesia funcionando como sacramentos, el bautismo infantil, la confesión de pecados a un sacerdote, el purgatorio, las indulgencias, o la autoridad paralela de las tradición eclesiástica y la Escritura. Así que, si el origen de la Iglesia Católica no se encuentra en la enseñanzas de Jesús y sus apóstoles, como están registradas en el Nuevo Testamento, ¿cuál es el verdadero origen de la Iglesia Católica? Leer más…

El humanismo religioso

El humanismo Laico y el Humanismo Religioso

“Libra mi alma de los malos con tu espada, de los hombres con tu mano, oh Jehová, de los hombres mundanos, cuya porción la tienen en esta vida” (Salmos 17:13b, 14a)

El rey David oraba a Dios ser librado de sus enemigos, “de los malos”. La maldad tiene muchos matices pero una solo razón. David pone en evidencia no las obras, sino el corazón de tales hombres: son hombres mundanos. Y para dejar clara su expresión, David define quiénes son los hombres mundanos: “cuya porción la tienen en esta vida”. Jesús lo dijo así: 19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. (Mateo 6:19-21). Leer más…

Los días de Gedeón

“Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.” (Jueces 7:7)

La historia de Gedeón es un ejemplo de lo que unos pocos pueden hacer cuando ponen su confianza en Dios. Algunos toman esta historia para hacer énfasis en la elección de Dios para con unos pocos y con esos cumplir su obra. Después de todo nuestro Dios puede salvar con muchos o con pocos, y pareciera que tiene preferencia por los pocos (1 Samuel 14:6). Pero hay un aspecto que no debemos pasar por alto, y es el que Dios no hace una elección arbitraria sino bien pensada. Leer más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores