El sexo seguro


Foto: flicker

Foto: flicker

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” (1 Corintios 6:18)

El sexo seguro (safe sex) es la denominación de una serie de recomendaciones y prácticas en las relaciones sexuales con el propósito de reducir el riesgo de contraer o contagiar alguna enfermedad de transmisión sexual, así como el de facilitar el control de la natalidad mediante el uso de métodos anticonceptivos u otras prácticas sexuales. 1

El problema de la sociedad actual es que está mal informada y creen que con el simple uso del preservativo pueden detener las enfermedades de transmisión sexual o incluso evitar un embarazo no deseado con toda efectividad. Las campañas que publicitan el sexo seguro están cargadas de este mensaje y desinforman a los jóvenes. Veamos algunos ejemplos:

El propósito de hablar de este tema es analizar la propuesta del sexo seguro y mirarla desde el punto de vista de las Escrituras.

De acuerdo a la definición, para poder hablar del sexo seguro necesitamos estudiar dos cosas que dan origen a este concepto: los métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual.

Métodos anticonceptivos

También llamados métodos para regular la fertilidad, son aquellos procedimientos –naturales o no naturales– que tienen como finalidad prevenir un embarazo. A continuación los clasificaremos seguidos de su nivel de efectividad para cumplir con su finalidad:

  1. Naturales
    • Método sintotérmico – 80%
  2. No naturales
    • Temporales
      • Hormonales – 90%
      • Dispositivos Intrauterinos – 90%
      • Preservativos – 80%
    • Definitivos – 96% a 99%
      • Vasectomía
      • Salpingoclasia (ligadura de trompas)

Los métodos anticonceptivos previenen un embarazo. Prevenir no es lo mismo que evitar. Aún con el uso de alguno de los  métodos descritos hay probabilidades de un embarazo.

Enfermedades de Transmisión Sexual

¿Qué tan cierto es que el uso del condón evita las enfermedades de transmisión sexual? Hablaremos de las cuatro enfermedades más comunes.

Virus del Papiloma Humano (VPH)

Existen cien tipos de este virus. Los tipos 11 y 6 producen condilomas (verrugas genitales). Los tipos 16 y 18 pueden causar cáncer (útero o pene). 2 El simple uso del condón previene una infección por este virus, pues algunos condones están lubricados con una sustancia que actúa como germicida, mas no la evita ya que el solo contacto de la piel con los fluidos genitales (vaginal o semen) puede transmitir el virus del VPH.

El Boletín de la Organización Mundial de la Salud (2004) establece que el uso consistente del preservativo no protege contra VPH y sólo lo hace contra el desarrollo de verrugas genitales, neoplasia intraepitelial cervical II y cáncer cervicouterino invasor (NIC III). 3

Sindrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

El uso correcto y sistemático de preservativos masculinos y femeninos durante la penetración vaginal o anal puede proteger contra la propagación de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas la infección por el VIH. Los datos demuestran que los preservativos masculinos de látex tienen un efecto protector del 85% o más contra la transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual. 4

Los estudios de laboratorio demuestran que los condones de látex constituyen una barrera “muy efectiva” para partículas similares en tamaño a los virus más pequeños; sin embargo, su protección no es del 100%. 5

El uso del preservativo durante la relación sexual puede prevenir el contagio, pero no lo evita.

Herpes

Aunque el virus del herpes no pasa a través del látex, este puede contagiarse cuando se está en contacto con el área infectada de un portador del virus aunque éste no presente llagas. El uso adecuado y habitual de condones de látex puede reducir el riesgo de adquirir herpes genital, debido a que los condones de látex pueden cubrir o proteger los síntomas del herpes que ocurren en el área genital de los hombres y de las mujeres. Sin embargo, los brotes pueden ocurrir en áreas que el condón no puede cubrir. La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, incluido el herpes genital, es abstenerse del contacto sexual o tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien se le han hecho las pruebas y se sabe que no está infectada. 6

Gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), causada por una bacteria. La gonorrea puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductivo, incluidos el cuello uterino (la abertura de la matriz), el útero y las trompas de Falopio (también llamadas oviductos) en la mujer, y en la uretra (conducto urinario) en la mujer y el hombre. Esta bacteria también puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano. La gonorrea puede ser transmitida a través de los fluidos corporales así el hombre no eyacule. 7

¿Sexo seguro o libertinaje sexual?

En el ámbito médico se habla del sexo seguro, pero muchos jóvenes reducen el concepto al simple uso del condón. Esto es una falacia. El sexo seguro, médicamente hablando, es un método de prevención, mas no evita del todo un embarazo no deseado ni una ETS. En un contexto médico sería lo siguiente:

  • Usar algún método anticonceptivo para la prevención del embarazo.
  • Tener una sola pareja y ser mutuamente monógamos.
  • Uso del preservativo de manera correcta y constante (femenino o masculino).
  • No tener prácticas de riesgo sin protección (sexo anal, oral).
  • Practicarse frecuentemente estudios de laboratorio para detectar ETS.
  • No usar drogas.

La postura de las Escrituras

En un universo sin Dios, el sexo seguro sería la mejor alternativa para prevenir las ETS y los embarazos no deseados, pero Dios existe y su sabiduría excede a los consejos de cualquier institución de salud. Jesucristo vive y no nos ha dejado desprovistos de consejos y mandamientos que nos pueden enseñar a guiar nuestra vida. La medicina se ocupa de nuestra salud corporal y hasta cierto límite de nuestra salud mental. Dios no solo se ocupa de nuestro cuerpo, a él le importa mucho más nuestro espíritu. Habrá que echar una seria consideración a la sabiduría divina cuando nos manda:

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” (1 Corintios 6:18)

Dios nos hizo seres sexuales, pero el cuerpo no es para la fornicación. El ejercicio de nuestra sexualidad es solo una pequeña parte del plan que Dios diseñó para los seres humanos. La palabra fornicación (gr. porneía) es bastante amplia y se refiere a cualquier relación sexual ilícita de acuerdo a la ley moral de Dios. Dios no solo quiere que mantengamos nuestro cuerpo sano, también quiere que estemos con él por la eternidad. Todo placer en este mundo es pasajero. Los pecados sexuales nos excluyen de su reino. Si los jóvenes huyeran de los pecados sexuales entonces el sexo seguro cobraría forma dentro del marco del matrimonio. El que fornica contra su propio cuerpo peca, pues las consecuencias de este pecado no solo afectan el espíritu, también el cuerpo.

El principal problema con la mal entendida filosofía del sexo seguro es que en muchos jóvenes detona la promiscuidad sexual. El único método más seguro de tener relaciones sexuales es ceñirse a los principios que Dios nos ha dejado en la Escrituras.

La abstinencia sexual es algo olvidado. Hoy se prefiere repartir condones en lugar de educar a la población; y se prefiere educar olvidando que la abstinencia sexual es el método más efectivo para prevenir los embarazos no deseados y las ETS.

A los jóvenes les enseño este principio: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.” (Eclesiastés 3:1). No hay prisa para practicar el sexo. El sexo no es un deporte. Todo tiene su tiempo. El sexo será seguro cuando dejemos que nos gobierne la sabiduría divina.

1. El sexo seguro. Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Sexo_seguro

2. Los virus del papiloma humano y el cáncer. National Cancer Institute http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/riesgo-causas/VPH-respuestas

2. Holmes KK, Levine R, Weaver M. Effectiveness of condoms in preventing sexually transmitted infections. Bull World Health Organ (online) 2004;82(6):454-61.

4. OMS – VIH/SIDA http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs360/es/

5. Efectividad del preservativo para prevenir el contagio de infecciones de trasmisión sexual. Medigraphic – http://www.medigraphic.com/pdfs/ginobsmex/gom-2008/gom082d.pdf

6 Herpes genital – Hoja informativa de los CDC. http://www.cdc.gov/std/spanish/stdfact-herpes-s.htm

7 Gonorrea – Hoja informativa de los CDC http://www.cdc.gov/std/spanish/stdfact-gonorrhea-s.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s