Amor inalterable (para el hijo que tropieza)


“No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere.” (Prov. 3:11-12)

“Al hijo a quien quiere”. El sentido original de esa frase en el hebreo es “Al hijo de su deleite o de su complacencia”. Cuando hemos fallado, cometimos alguna falta o bien nos hemos llevado una reprensión y un castigo, resulta muy difícil creer que la actitud de Dios para con nosotros siga siendo la de complacencia o deleite.

Hijo mío, definitivamente no es que Dios se complazca en una mala obra, pero no es el mal proceder lo que dirige la buena voluntad de Dios para con sus hijos. Por cuanto somos los hijos de su deleite, es que Él nos castiga y toma las medidas necesarias para enderezar nuestros pasos.

Nadie quiere ver a su hijo amado seguir un mal camino. Aún después de haber tropezado, Dios sigue fijando en nosotros sus ojos con la misma ternura y cariño que antes. El tono severo en que nos llama tiene por objeto despertar nuestra atención una vez más hacia Él. El amor de un padre permanece inalterable.

“Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen.” (Salmos 103:13). Compadecerse no es sentir lástima. Compadecerse es amar profundamente; compadecerse es tener un afecto tierno. Si el temor de Jehová es apartarse del mal, entonces el hijo arrepentido despierta el amor entrañable de su Padre.

La parábola del hijo pródigo es el más claro ejemplo de la compasión de Dios por un hijo que vuelve arrepentido. No hay reproches, no hay reclamos. El amor no sabe hablar reproches; el que ama calla de amor.

Los hijos siempre serán el gozo del corazón de sus padres. Dios es el Padre celestial. No hay nadie en los cielos y la tierra que sobrepase a Dios en amor y compasión. Si los hombres pueden lograr amar desinteresadamente a sus hijos, cuanto más Dios.

Hijo mío, la vocación de un padre es formar a sus hijos. Hacerlos excelentes, tanto como él mismo lo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s