La rebeldía

el-pecado-de-rebelion

Master of the Rebel Angels.

“¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová?” (1 Samuel 15:22)

La rebeldía la podemos definir como levantarte en contra de alguien que es una autoridad legítima o divina sobre otro. Es la oposición o resistencia a la ley de Dios. La rebeldía es el principal estorbo en los seres humanos para no encontrar a Dios. El llamado de Dios y de Cristo siempre ha sido a abandonar tus pecados para obedecerle y servirle por amor. Para muchos esta propuesta suena romántica hasta que se percatan de que toda obediencia tiene un precio: el renunciar a ti. Sigue leyendo

Los buenos

“Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.” (Mateo 23:28)

En los días de nuestro Señor Jesucristo la opinión pública se encontraba dividida en cuanto a su ministerio. Unos decían que era una buena persona, otros que engañaba al pueblo. Sin importar cual fuera la opinión de las personas, Jesús siempre se mostró responsable y continuó con su labor hasta el final. Jesús tenía una meta clara: glorificar a su Padre. Sigue leyendo

No cometerás adulterio

“No cometerás adulterio.” (Éxodo 20:14)

¿A cuántos les gustaría que su cónyuge adulterara? ¿Te agrada la idea de que tu esposa o tu esposo te sea infiel? Si eres una persona casada, creo que no te gustaría que tu esposa se metiera con otro y viceversa. La infidelidad daña y destruye el matrimonio. Desafortunadamente vivimos días donde el relativismo moral y el supuesto pensamiento progresista enseñan que adulterar tiene efectos positivos y que no es tan malo como se piensa.  Sigue leyendo

¿Qué es perdonar?

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mateo 6:14-15)

Los humanos somos seres sensibles con un fuerte sentido de dignidad. Fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios. No somos entes sin sentimientos y desprovistos de razón. Todos sabemos reconocer cuando se nos ama o se nos odia, cuando se nos bendice o se nos maldice, cuando  se nos tiene en estima y cuando se nos menosprecia. Pero cuando el egoísmo reina en nuestras vidas también nos excedemos en celo por la dignidad propia. Cuando no manejamos bien nuestro sentido de dignidad estamos expuestos a la amargura, un pecado que se alberga como una raíz oculta en el corazón de las personas. Sigue leyendo

La amargura

Estrella Ajenjo

Foto: ministerioancla.org

“Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;” (Hebreos 12:15)

La amargura es un pecado oculto en el corazón de las personas. Se tiende a pensar que un amargado es aquella persona que no convive con otros, retraída, callada, seria o bien que no se divierte. Y caso contrario, toda persona que participa de juergas y parrandas se dice que es alegre y vive contento. La ideología de nuestra sociedad está bastante corrompida como para dejarnos llevar por ella. Además, cuando se trata de definir virtudes o defectos, nada mejor que las Escrituras pues en ellas se encuentra revelado el carácter divino: Dios es la virtud. Sigue leyendo

El pecado original

El pecado original

¿Qué enseña la doctrina?

  • Adán nos ha transmitido un pecado con el cual todos nacemos afectados: el pecado original. 1
  • Todos los hombres están implicados en el pecado de Adán. 2 Dicho de otro modo, todos somos pecadores en el pecado de Adán.
  • El pecado original se transmite, juntamente con la naturaleza humana, “por propagación, no por imitación” y que “se halla como propio en cada uno”. 3
  • Es un pecado “contraído”, “no cometido” 4.
  • La Iglesia concede el Bautismo para la remisión de los pecados incluso a los niños que no han cometido pecado personal. 5
  • El pecado original es un dogma de fe. 6

Sigue leyendo

Los fieles de Cloé

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas.” (1 Corintios 1:10-11)

Cosas extrañas sucedían en Corinto en ausencia del apóstol Pablo. La iglesia estaba fuera de orden e incurriendo en pecados. Casi irremediable el caos que se daba, pero la historia de la iglesia de Corinto dio un giro. No fue gracias a un milagro, pues los milagros son manifestaciones sobrenaturales cuando la capacidad humana termina. La Escritura dice: “Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé…” (1 Corintios 1:11a). Si acaso hubo un “milagro” no provino del cielo, sino de la fidelidad de los cristianos de Cloé. Ellos fueron los que informaron al apóstol Pablo del caos reinante en Corinto. Sigue leyendo

He aquí el Cordero de Dios

Foto: katemarieheroff.com

Foto: katemarieheroff.com

“Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” (Juan 3:5)

El nuevo nacimiento es un milagro. Un milagro espiritual que da frutos visibles. La persona nacida de nuevo da evidencias o señales claras de ser una nueva criatura. Según nuestro texto inicial un nuevo nacimiento conlleva dos aspectos: nacer de agua y del Espíritu. No son dos nacimientos, es uno solo. Nacer de agua es una alusión al arrepentimiento. Juan el Bautista explicó este concepto cuando dijo: “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; (Mateo 3:11a). Jesús estaba dando énfasis al arrepentimiento, pero el nuevo nacimiento conlleva un aspecto más: nacer del Espíritu. Si alguien no es engendrado por el Espíritu no es un hijo de Dios. Sigue leyendo

La falsa conversión

Foto: develbranded.co.nz

Foto: develbranded.co.nz

“Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente.” (Mateo 9:16-17)

Uno de los efectos de la verdad es que despierta nuestro entendimiento y nos abre los ojos a nuestra verdadera situación espiritual. Sabernos reprobados por la palabra de Dios puede movernos a hacer cambios en nuestras vidas. Tales cambios son necesarios, pero no suficientes para alcanzar la salvación de nuestra alma. Sigue leyendo

El pecado destruye el alma

“Prenderán al impío sus propias iniquidades, y retenido será con las cuerdas de su pecado. Él morirá por falta de corrección, y errará por lo inmenso de su locura.” (Proverbios 5:22-23)

¿Cómo una persona puede llegar a la locura? Pecando. El vivir practicando el pecado es una gran locura. Hasta aquí algunos pudieran no comprender a qué me estoy refiriendo, pero el objetivo de este estudio es que podamos entender las terribles consecuencias del pecado en el corazón de una persona.

Nadie en su sano juicio se destruiría voluntariamente infectándose con alguna enfermedad incurable o administrándose algún veneno por el simple placer de destruirse, el hacerlo sería una locura. Es asombroso que los seres humanos sepamos proteger el cuerpo, pero descuidemos el alma. El pecado destruye el alma. Si todos cuidaran el alma así como cuidan su cuerpo nadie pecaría. Sigue leyendo

La raíz del pecado

arbol-pecado-web

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.” (Lucas 9:23-24)

El pecado es la transgresión a la ley de Dios. La Escritura nos enseña: “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.” (1 Juan 3:4). Y para que nadie se excuse pensando que la ley de Dios es demasiado incomprensible como para entenderla y vivir sin infringirla, la misma Escritura nos dice: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.” (Santiago 4:17). Sigue leyendo

¿Cómo huir de la fornicación?

Foto: frontpagemag.com

Foto: frontpagemag.com

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” (1 Corintios 6:18)

En estudios anteriores hemos hablado del noviazgo y del sexo seguro. En las Escrituras hallamos muchas amonestaciones para evitar los pecados sexuales. Dios es serio cuando nos dice que debemos de huir de la fornicación. Quizás ya hayas comprendido que a Dios le desagrada una vida de libertinaje sexual y puesto esto en tu corazón te preguntes: ¿Cómo huir de la fornicación? ¿Cómo dejar de fornicar? ¿Cómo dejar la fornicación? Sigue leyendo

Muchos procurarán entrar

Foto: tinkersandsaints.com

Foto: tinkersandsaints.com

“Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.” (Lucas 13:22-28)

La respuesta de Jesús a la pregunta: ¿Son pocos los que se salvan? nos deja sorprendidos, porque lejos de responder con un simple o un no, se va más allá y nos abre un panorama amplio sobre el tema de la salvación. Seguro que cuando el Espíritu Santo comienza a ministrar la vida de una persona surgen en ella muchas preguntas sobre lo espiritual. Si tú tienes la intención de ser cristiano, quizás una de tus más profundas preguntas es pensar: ¿Quiénes llegarán al final? ¿Quiénes se van a salvar? La respuesta la da Jesús mismo y es necesario poner atención a sus palabras para entender su significado y no ser de aquellos que se fatigan buscando el camino a la salvación y nunca lo encuentran; o peor aún: se extravían de él. Sigue leyendo

El aborto

Feto humano. Foto: Internet

Feto humano. Foto: Internet

El aborto es la interrupción de un embarazo por causas naturales o inducidas. Desde luego que existen abortos espontáneos en los cuales a veces ni la misma mujer se da cuenta del hecho, pero de esta clase a abortos no hablaremos. En este tema nos centraremos en el aborto inducido o interrupción voluntaria del embarazo. El propósito de este estudio será analizar lo que la ciencia, desde diversas disciplinas, ha descubierto y la postura cristiana. Sigue leyendo

La música popular

portada-concierto-blog

“El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.” (Mateo 12:35)

La música es una forma de expresión. Lo que son una pluma y un papel para el escritor, lo son un instrumento y sus sonidos para el músico. La música comunica ideas, pensamientos, sentimientos y circunstancias. La música constituye un estímulo para las personas, es por eso que se le usa para diversos fines: entretenimiento, comunicación, educación, ambientación, etc. Sigue leyendo

La homosexualidad en la Biblia

Foto: Internet

Foto: Internet

“…habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;” (2 Pedro 1:4b)

Abordar el tema de la homosexualidad desde el punto de vista científico es difícil. Hasta el día de hoy, las causas de la homosexualidad siguen siendo un enigma, pues no se ha encontrado nada –en un análisis multidisciplinario– que determine la conducta homosexual en los individuos. Este estudio no pretende dar una respuesta científica al tema de la homosexualidad, sino analizar el camino que la propia ciencia ha tomado para ayudar a descifrar dicho enigma poniendo sobre la mesa la evidencia producto de la investigación científica. Y desde luego mirar este asunto desde la perspectiva bíblica. Sigue leyendo

El sexo seguro

Foto: flicker

Foto: flicker

“Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” (1 Corintios 6:18)

El sexo seguro (safe sex) es la denominación de una serie de recomendaciones y prácticas en las relaciones sexuales con el propósito de reducir el riesgo de contraer o contagiar alguna enfermedad de transmisión sexual, así como el de facilitar el control de la natalidad mediante el uso de métodos anticonceptivos u otras prácticas sexuales. 1 Sigue leyendo

El infierno

Foto: gregstier.org

Foto: gregstier.org

“Antes que vuestras ollas sientan la llama de los espinos, así vivos, así airados, los arrebatará él con tempestad. Se alegrará el justo cuando viere la venganza; sus pies lavará en la sangre del impío. Entonces dirá el hombre: Ciertamente hay galardón para el justo; ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.” (Salmos 58:9-11).

El infierno es la clara manifestación de la justicia de Dios. Dios es severo con el pecado y ha preparado un lugar para castigar a todos aquellos que se rebelan contra sus leyes. Los seres humanos serán juzgados de acuerdo a la ley suprema: la de Dios. Sigue leyendo

El anatema

“Levántate, santifica al pueblo, y di: Santificaos para mañana; porque Jehová el Dios de Israel dice así: Anatema hay en medio de ti, Israel; no podrás hacer frente a tus enemigos, hasta que hayáis quitado el anatema de en medio de vosotros.” (Josué 7:13)

Dios ha dejado claro en su Palabra que nadie será condenado por los pecados de otro: “…el alma que pecare, esa morirá.” (Ezequiel 18:4). Sin embargo, las Escrituras también enseñan que los pecados de unos pocos traen consecuencias sobre la vida de muchos. Tal es el caso de los hechos narrados en el capítulo 7 del libro de Josué, en donde claramente vemos que el pecado de Acán atrajo la ira de Dios sobre el pueblo de Israel. Sigue leyendo

No améis al mundo

World in eye. Foto: kdtoptometry.com

World in eye. Foto: kdtoptometry.com

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.” (1 Juan 2:15-17).

La Biblia es el libro divino. Dios nos ha dejado en la Biblia la guía para dirigir nuestras vidas y encontrarle a él. Entre los muchos sabios consejos y mandamientos que nos da encontramos el texto que hemos citado en el cual se nos dice algo claro: no améis al mundo.

Por alguna razón Dios le dio a este mandamiento el título de ‘nuevo mandamiento’. Desde  el versículo 8 se nos dice lo siguiente: “Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.” y luego da el mandamiento: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo.”

Este nuevo mandamiento será importante entenderlo para vivir como a Dios agrada. Sigue leyendo